VIDASDEFUEGO.COM

Artemisa, la diosa de la cacería, los animales salvajes, y los partos - Mitología Griega



Origen de Artemisa

En la mitología griega Artemisa (Diana para los romanos) es la hija de Zeus y Leto, además hermana gemela de Apolo. Cuando Hera descubrió que Leto estaba embarazada y que su marido, Zeus, era el padre, prohibió que Leto diera a luza Artemisa en tierra firma, o el continente, o cualquier isla del mar. En su deambular, Leto encontró la recién creada isla flotante de Delos, que no era el continente ni una isla real, y dio a luz allí. La isla estaba rodeada de cisnes. Después, Zeus aseguró Delos al fondo del océano. Más tarde esta isla fue consagrada a Apolo. Alternativamente, Hera secuestró a Ilitía, la diosa de los partos, para evitar que Leto diese a luz. Los demás dioses engañaron a Hera para que la dejase ir ofreciéndole un collar de ámbar de ocho metros de largo. De cualquier forma, primero nació Artemisa y ésta ayudó a nacer a Apolo (posible referencia por la cual en algunas regiones se le consideró la diosa de los partos). Otra versión afirma que Artemisa nació un día antes que Apolo, en la isla de Ortigia, y que ayudó a Leto a cruzar el mar hasta Delos el día siguiente para dar a luz a Apolo. Artemisa y Apolo nacieron más grandes que todos los hijos de Hera.

Representación de Artemisa, la diosa de la caza, con sus perros.

Artemisa, la diosa de la cacería y los animales salvajes

La diosa Artemisa era una de las tres diosas vírgenes del Olimpo, hermana gemela de Apolo, reina de los bosques y de la caza, siendo identificada por los romanos como Diana. También se considera a Artemisa la Luna, contrastando con su hermano gemelo Apolo, el dios del sol. Su participación en la Guerra de Troya se manifiesta en el principio ya que retuvo la flota griega hasta que se le sacrificara una doncella. Agamenón no dudó en ofrecer a su hija Ifigenia que fue salvada posteriormente por la diosa. Artemisa tenía consagrado el ciprés y todos los animales salvajes, especialmente la corza.

Artemisa con diosa de la Luna

Con el tiempo Artemisa también fue concebida como deidad de la Luna, en una extraña convivencia con la diosa griega Selene, a quien llegó a suplantar, y con Hécate, la diosa de las sombras lunares y de los abismos infernales. En concreto, cuando Artemisa llega a ser divinidad de este satélite, ocupa el puesto que hasta entonces desempeñaba Febe o Selene, la titánida de la primera era de la mitología primigenia, hermana de Helios, el dios del Sol. En realidad Artemisa adquiere esta posición lunar, de la misma forma que su gemelo Apolo es el dios del Sol obteniendo el puesto de Helios, con el fin de equilibrar el conjunto fraternal que han de ocupar los dos hermanos en el cuadro mitológico. Igualmente Artemisa obtiene el puesto de Hécate, porque esta divinidad se encarga de la sombra de la luna.Esta compleja personalidad hará que Artemisa aparezca armada con un arco, como una joven con vestimenta de cazadora, a veces rodeada de jóvenes doncellas, otras de animales jóvenes o tocada de cuernos en forma de media luna.

Artemisa, la diosa virgen de los animales salvajes, era con frecuencia representada con su arco y flechas.

Los deseos de Artemisa

Un día Zeus tenía en sus rodillas a Artemisa cuando tenía apenas tres años y le preguntó qué regalo especial quería. Ella pidió numerosos deseos:

- Virginidad perpetua.
- Muchos nombres como Apolo.
- Arco y saetas.
- La capacidad de dar a Luz a otros.
- Una túnica color de azafrán con ribetes rojos que le llegaran a las rodillas.
- Seis ninfas del mar que tuvieran su misma edad y le sirvieran de escolta.
- Veinte ninfas de los ríos para que le cuidaran sus aderezos de caza y sus perros.

 

El mito de Orión y Artemisa

Otra representación de Artemisa, la diosa de la cacería, con su arco y flechas.

El mito de Orión donde su madre Gea, es la mujer que manda al escorpión a matarlo se ve mezclado en relación con la historia de Artemisa. Existe una versión en donde la propia Artemisa es quien le manda el escorpión debido a su soberbia y presunción de ser el mejor cazador y confrontarse con las bestias de la tierra. Otra versión nos cuenta que Artemisa estaba profúndamente enamorada de Orión, a tal punto que Apolo, por celos o por protegerla, engañó a Artemisa, retándola a disparar su flecha sobre un punto aparentemente al azar, que él había elegido y que no se trataba de otro que de Orión, que se encontraba, o en una lejana isla o con su cuerpo sumergido en el mar, dejando solo la cabeza fuera de él, asemejándose a una piedra, matándolo.


Secciones principales:

Biografías Artículos de Historia Mitología Hechos curiosos Mapa del Sitio Foro


Otros artículos interesantes:

Vikingos: Los Guerreros del NorteBiografía de Federico Barbarroja
Anécdota de la juventud de Julio César: Los piratasBiografía de Porfirio Díaz
David y Betsabé: la pasión trágica.Orión, el orgulloso cazador que fue víctima del escorpión
Artemisa, diosa de la Cacería y los animales salvajesHistoria de las cruzadas
El imperio romano a la defensivaBelerofonte, el héroe que derrotó a la Quimera.
Biografía de Constantino, instaurador del cristianismo en el imperio romanoBiografía de Alejandro Magno y la conquista del mundo conocido


Más Artículos de historia:

Biografía de Pancho Villa



Biografía de Álvaro Obregón, Revolución mexicana



Encuentro entre alejandro magno y Diógenes



Biografía de Bill Gates, juventud, triunfo



Biografía de Wellington, waterloo



Belerofonte, quimera, pegaso



Biografía del Ché Guevara, Ernesto, Fidel Castro



Biografía de Hernán Cortés, conquistador del imperio azteca



Biografía de Julio César, Cruza el Rubicón, Idus de Marzo



Biografía de Nikola Tesla, CA, fuente de energía



Thor, dios del trueno, Mjolnir, Jormungand, serpiente del caos



Biografía de Erwin Rommel, zorro del desierto




Comentarios:
Nombre (Necesario)
E-mail (opcional)
Suscribirse y recibir posteriores comentarios solo de este tema en E-mail
Web (opcional)
Escribe el código en el espacio